La Construcción de la Noticia: Contra la hegemonía de la “prensa libre”

       periodismo-militante-300  “Se llega así a que hay cuestionamiento oficial, altercado, choque, contra la hegemonía cultural de los bloques dominantes. Eso no es control ni, muchísimo menos, intencionalidad de censura o desprecio por las normas legales. Si es por esto último, quienes pueden brindar cátedra histórica de avasallamiento a las instituciones son, precisamente, quienes acusan un clima opresivo contra la prensa libre. Sucede que se le da pelea a que todo es como lo pintan y es bueno reparar en la amplitud de ese concepto, porque la pintura no es solamente la que dispone el kirchnerismo, ni ningún gobierno de turno, sino la del conjunto de los actores político-mediáticos que presionan a favor de sus intereses, tanto como aquéllos. Pero alguien pelea, en definitiva. Alguien hace política, por fin, no desde el mandato exclusivo de las corporaciones empresariales. Bien, mal, regular, pero lo hace. Se le contesta con insultos, frivolidades, lugares comunes de charla de peluquería. Fuere por ataques especulativos con el dólar, por batallas contra los buitres, por cómo se calcula la inflación o por mediciones de rating, el Gobierno es combatido desde un lugar donde la oposición (prensa incluida, o a la cabeza) no tiene nada nuevo para enunciar, como no sean minucias de pago chico, apuntes escolares o recetas ya probadas que terminan en helicópteros. Ha ocurrido, incluso, que una de las puntas de lanza principales del Grupo se manifestó harto por “la bosta” que encarna la oposición, en cualesquiera de sus formatos. Tiene razón: demasiado trabajo para que surta efectos discursivos, y el pescado sigue sin vender.e solía decir, y algunos todavía se animan a hacerlo, que entre los gobiernos y el periodismo hay –debe haber– un conflicto permanente, porque la función periodística consiste en fiscalizar a los oficialismos del signo que fuere. Denunciar la corrupción oficial. La pregunta sería qué pasa cuando es un gobierno el que denuncia las andanzas y la corrupción del periodismo.”

Eduardo Aliverti – Página/12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s