La Construcción de la Noticia: Clarín acaba de convertir al Juez Vienna en un héroe…..

Listo!!! Pongamos los fideos, estamos completos!!!

Ah!!! Lo que sigue, “ocurrió y no ocurrió”, son todas “casualidades” y mala onda de periodistas “militantes”!!

La costosa moto que espera por su dueño

El Juez de las "casualidades"

El Juez de las “casualidades”

Al menos tres fuentes indicaron a este diario que el anterior propietario del vehículo habría sido Martín “Fantasma” Paz, asesinado en septiembre de 2012. La moto está en Campana.

Por José Maggi
La motocicleta de un joven narco asesinado, puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza para el juez de instrucción que investiga a la banda de Los Monos. Se trata de una Kawasaki ZX 10 R, Ninja de 1000 centímetros cúbicos color azul sobre la que al menos tres fuentes distintas consultadas por este diario, señalan como de propiedad del magistrado. Su anterior dueño habría sido el mismos Martín Fantasma Paz. asesinado el sábado 9 de setiembre de 2012. La moto en cuestión fue secuestrada por la Policía Federal en los primeros días de julio de 2013, en el marco de Operativo Peras Blancas, que puso al descubierto un contrabando de cocaína hacia Portugal. El dato curioso es que en la planilla del acta de secuestro se deja expresa constancia de que la misma pertenece a “Juan Viena”. Sin embargo el hombre, conocido por llevar adelante la investigación por el crimen de Paz, nunca se presentó formalmente ante el juzgado federal de Campana para reclamar la devolución de un bien cuyo costo ronda los 300 o 400 mil pesos.

“Avísenle a Vienna que pase a buscar la moto que dejó de Spadoni”. La frase la pronunció Ramón Ezequiel Machuca, alias Monchi Cantero, en el programa Trascendental por LT8 el último martes. Puesta en contexto, tiene una fuerte implicancia sobre quien pretende meter preso al dicente: Juan Carlos Vienna. Y pone al descubierto una relación que aparece complicando cada vez más la posición del magistrado al frente de esta causa, dada la cercanía que diario se demuestra con Luis Paz, padre de la víctima y sospechado de tener el mismo rubro comercial que su hijo.

Vienna debería ahora aclarar cuál fue el camino seguido por esa moto, comprada por el Fantasma, quien no la pudo usar demasiado. Los menos prejuiciosos relatan que la misma habría sido ofrendada por el padre a quien se disponía detener a los matadores de su hijo. Los mal pensados, relatan una transacción poco clara, entre juez y parte, ya que el mismo Paz tiene causas en el juzgado de Vienna en el que estaba siendo investigado, y en las que incluso resultó detenido.

Las mismas fuentes relataron a este diario que Martín Paz la había comprado y que no había terminado de pagarla: debía 30 mil pesos por lo cual no tenía todos los papeles a su nombre, y afirmaron que su padre terminó la operación para cedersela a Vienna, un amante de las motos. Sin embargo, algo pesó en la cabeza del magistrado que la usó poco tiempo y la dejó en consignación para que Spadoni la vendiera. Mientras disfrutaba otra motocicleta: una BMW de mayor cilindrada. La venta no se concretó porque la Policía Federal allanó en julio de 2013 la concesionaria de motos. Fue en el marco del operativo Peras Blancas, iniciado en diciembre de 2012 tras el hallazgo de 1.200 kilos de cocaína en el puerto de Lisboa disimulados en toneles de pulpa de pera que salieron desde el puerto de Zárate. Finalmente en los primeros días de septiembre de 2013 incautaron todas las motocicletas de la concesionaria de Mendoza al 1400 cuyo dueño Spadoni ya había sido detenido el 1º de julio por personal de la Policía Federal acusado de participar de la logística de la banda junto a otros dos rosarinos, en el marco de una causa caratulada contrabando agravado de estupefacientes.

En medio de un gran hermetismo, los uniformados de la Policía Federal en conjunto con los de la Afip trabajaron desde la mañana del 12 de setiembre a toda velocidad para cargar en camiones las motocicletas importadas que había en el local de Mendoza 1468.

Además de Spadoni, dueño de la concesionaria de motos, había sido detenido Fabián Campagna, propietario del restaurante Mumus en Ituzaingó y Mitre y su sobrino, Maximiliano Lobos, quien fue apresado en Ovidio Lagos y La Paz. Entre los restantes sospechosos, se destaca el nombre de Carlos Alberto Mulé, un músico rosarino de 61 años que además figuraba como titular de una empresa textil que alquiló uno de los galpones utilizados por la organización de narcotraficantes en Europa.

El caso es investigado por el Juzgado Federal de Campana, provincia de Buenos Aires, a cargo de Adrián González Charvay

Publicado en Página/12 (23-11-2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s