La Construcción de la Noticia: Buenos muchachos

Los "buenos muchachos" en pleno

Los “buenos muchachos” en pleno

Viendo los convocantes de la famosa “marcha de fiscales”, las últimas adhesiones y las recientes declaraciones del ex diputado Fernando Iglesias, me vino a la memoria un… cuentito que paso a relatarles:

Mis dos hijas mayores, Nadia y Elisa cursaban (hace varios años ya) el primer grado y el preescolar, respectivamente en la escuela Jaim Najman Bialik de la ciudad de Rosario. Era la semana del 17 de agosto y, no recuerdo bien por qué cuestión especial, la escuela decide homenajear al Libertador en la plaza que lleva su nombre, ubicada en el centro de nuestra ciudad. La idea era llevar a los alumnos y depositar una ofrenda floral a los pies de la estatua y realizar allí un pequeño acto en el que participaríamos todos, padres, alumnos e invitados especiales. Todo estaba listo y dos días antes se recibe una amenaza de bomba. Los “buenos muchachos” que llamaron, dijeron que, si esos “judíos de mierda se acercan a la estatua, vuelan todos”. Eran los primeros años de la democracia, bastante antes de los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA. Los maestros y autoridades de la escuela, nos reúnen, nos cuentan la situación y nos dicen que la institución decidió que el acto se hacía lo mismo, que quedaba a criterio de cada padre asistir o no con su hijo. Obvio que la mayoría, por no decir todos, decidimos concurrir y que el acto se realizara.

La cosa se hizo pública (no con la velocidad actual, en estos tiempos de redes y demás yerbas, pero se publicó en distintos medios y mucha gente se enteró). Recuerdo como si fuera hoy que amigos, parientes y vecinos me pedían que no fuera con las nenas. Era una decisión que habíamos tomado junto con su papá, mi compañero de toda la vida. Por lo tanto a todos les contestaba lo mismo: “Si nos escondemos abajo de la cama, igual nos van a venir a buscar, si quieren. Ningún nazi de mierda me va a decir, nunca, jamás, si mis hijos y yo podemos o no, ponerle flores a San Martín o ir a la plaza que se nos cante las pelotas, cuando se nos cante las pelotas” (perdón por lo gráfico de la expresión, pero fue así nomas).

El acto se realizó sin inconvenientes, pusimos las flores y cada uno a su casa. Fue hermoso ver que todos, pero todos los alumnos acompañados de sus respectivas familias, estuvieron presentes, les llenamos de “judíos de mierda” la plaza. Nunca supimos si fue una broma de mal gusto o ganas de asustarnos, pero no lo lograron.

Algún día los dirigentes de la AMIA y la DAIA van a tener que explicar en nombre de qué interés o de quién, se alían a lo peor de la ultraderecha nazi argentina. Acaso deberían recordar que cada vez que pasó eso, los únicos muertos fueron los “judíos de mierda” que supuestamente ellos representan.

"Aun los que robaron bebes" dijo, y tuvo su "lugar en la historia!

“Aun los que robaron bebes” dijo, y tuvo su “lugar en la historia”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s