La Construcción de la Noticia: Y BUENOS AIRES FUE UN POQUITO PARÍS…

Impecable análisis de mi profesora, la Dra. Ana Gorosito Kramer

11020959_10203703811732684_6825105658789417972_n

11006469_10203703817772835_741162333681320463_n

Lejos estoy de intentar aquí un análisis sociológico de la marcha 18F… hoy estoy frívola. Así que nada de composición etaria, de clases, partidaria, de los muy numerosos asistentes. Lo mío es frivolidad pura. Pero convengamos que la simbología -que quizás no la ideología, no me atrevería a tanto- de los acontecimientos Charlie Hebdo prendió fuerte en nuestra sociedad. ¿O acaso no miramos a la Ciudad Luz como la fuente de todo lo grato de la cultura occidental, su lengua, su música, sus poetas, sus modistos, sus perfumes, sus quesos, sus vinos, sus flautas (disculpen) sus baguettes? Así que me largo aquí a considerar las homologías: 1) El cartel de presentación: el mismo hule -o algo parecido- negro, la misma tipografía en blanco bold sans seriff, y detrás, “voilá”, los Impresentables, a saber: 2) marchan en Francia B. Nhetanjahu, el depredador de Gaza y en general de Palestina, A. Merckel, la dueña del destino del euro y en consecuencia de la “comunidad” económica europea, el señor Rajoy (depredador en su propio país de los empleos y las hipotecas), el socialista Hollande -aclaración: junto a los anteriores detentan los bancos de sus respectivos países gran parte de la deuda cuyo cumplimiento exigen a Grecia, adquirida para la modernización de ls fuerzas armadas griegas a costa del empleo, la seguridad social y varios ítems más en Grecia-…. fuera de foco pero visible en otras fotos, la señora mandamás del FMI Christine Lagarde. Por otro lado y detrás del cartel porteño, los impresentables nacionales: sus fiscales -culpo a mi empleada haberme tirado el diario Perfil del sábado, donde estaban sus nombres y dudosísimos antecedentes, varios de los cuales ligados a la paralización de la causa AMIA, pero Uds. mismos pueden buscarlos. 3) Los “Je suis”, obviamente en Francia, se replicaron en la marcha porteña, con variantes más acriolladas al estilo “Yo soy” “Somos” y “Todos somos”. 4) Sorry, aquí comienzan las diferencias. Veamos: según el canal CNN del día posterior a la jornada parisina, faltó la representación argentina. Igual confirmaron escandalizados los medios locales. Entonces Timerman salió a declarar que él había estado, con lo que los medios vaticinaron que la feroz Cristina lo vapulearía al regreso. Volviendo a la marcha porteña, los mismos medios propalaban que hubiera sido necesaria la presencia de la Presidenta en la marcha, que se sentía su ausencia al igual que la de Gils Carbó. Dos reflexiones aquí: evidentemente, si se trataba de perfeccionar la homología, en la marcha porteña debía estar la Jefa de Estado, de lo contrario sería una réplica imperfecta, sudaca y empobrecida de la escena enlutada y digna que se quería exhibir. Para la segunda reflexión necesito agregar otros hechos; en el velatorio de Nisman la corona enviada por Gils Carbó fue destrozada a patadas por el público enardecido…. en cuanto a la Sra. Presidenta había sido denostada en feroz libelo por el mismo homenajeado bajo la forma de una denuncia, quien “habría muerto a consecuencia de su valentía”: en síntesis ¿homologías perfectas o sentido común? 5) Los deudos directos: aquí decididamente nos apartamos de la marcha francesa. Encabezando la ceremonia fúnebre y reivindicativa marchaban la madre de Nisman, la Sra. Garfunkel, la ex esposa de Nisman y la hija mayor portando un rosario blanco al cuello… La jueza del fuero federal Dra. Arroyo Salgado paseó su acongojada figura y sus palabras mesuradas por cuanto medio hubo. Una muchacha muy bien, doble apellido, vestida con la discreción que se espera de su condición y clase, escaso maquillaje y joyas, dijo varias cosas de las que rescato dos: que la causa pase a la Corte Interamericana y que no cree que se tratara de una muerte “por mano propia”. Hace ya casi tres semanas cuando sonó su nombre por primera vez, como la mamá que había tenido que ir de urgencia a auxiliar a su hija de quince, dejada por su padre en Barajas a causa de su sorpresivo regreso a Buenos Aires, recordé que estaba vinculada a una causa por narcotráfico internacional (síntesis: involucraba a los hermanos Juliá, hijos ambos de importante personaje de la dictadura, había sido archivada por la jueza y el fiscal Crous (de los nombrados por Gils Carbó en la Fiscalía de Delitos Complejos) le había requerido que la reabriera en vistas de pruebas que no habían sido convenientemente analizadas (salió el último domingo del 2014 en el Página 12, nota de H. Verbitsky); luego trascendió también que estuvo ligada al ocultamiento de la desaparición de dos militantes en el copamiento de La Tablada, causa que también archivó. Pero el dato más escalofriante (si los que cité fueran poco) lo encontré en el libro de Bonasso, de reciente aparición, “Lo que no dije en recuerdos de la muerte”, cuando se refiere a el Prefecto Héctor Febres, alias Selva. Aquí cito: “”Lo encontraron cadáver el lunes 10 de diciembre de 2007 en el confortable camarote que ocupaba como detenido en la Prefectura Naval de Tigre.Tenía 65 años y había muerto súbitamente, cuatro días antes de que se conociera el veredicto del Tribunal Oral N° 5, que lo juzgaba solamente por cuatro casos de secuestros y torturas (…) Esa mañana, a las diez y media, extrañados de que no hubiera bajado a desayunar, sus amigables carceleros entraron en la habitación y lo encontraron muerto. De inmediato, los querellantes, entre los que se contaban las víctimas de Selva y miembros del espacio Justicia Ya, exigieron una autopsia. El resultado provocó escalofríos: había fallecido por ingerir cianuro (…) La causa, en manos de la jueza Sandra Arroyo Salgado, no ha prosperado (…) A pesar (todo hay que decirlo) de que la doctora Salgado tiene estrechas relaciones con la SI (Secretaría de Inteligencia) y su esposo Alberto Nisman es el famoso fiscal del caso AMIA” (págs. 12 a 14). ¡Pesada información! ¿no?
Pero aquí les agrego un subítem, digamos 5.1: y preciso de otra disgresión: ¿se acuerdan cuando en el caso del accidente de LAPA había una contienda perito-judicial, para determinar si el accidente se había producido por fallas en el sistema de la aeronave o por impericia del piloto? En el primer caso, LAPA debía resarcir a la familia del infortunado piloto, pero en el segundo no cabía tal cosa -en síntesis: una pelea con importante derivación económica. Volvamos ahora al fiscal: si lo mataron, corresponde el pago de seguros e indemnizaciones, cuantiosa cifra sin dudas a beneficio de las hijas del occiso pero administrada por su mamá hasta que alcancen la mayoría de edad. Ahora, si fue “por mano propia”, nada de esos pagos de seguros ni resarcimientos corresponde… (sé que van a tildarme de cínica, a lo que les responderé: “tal vez sea yo, pero sin dudas también es así de cruel y cínica la realidad”. Agreo algunas fotos para mayor ilustración, tomadas de los medios. Y el resto, como dice Carina Olga, “lo dejo a tu criterio”.

11002622_10203703812532704_8988037304337384210_n

11000593_10203703814812761_6570329568828171001_n

“Ejemplo de moral y coraje”????!!!!! miii diooo!!!

12802_10203703813972740_53750489637256299_n

11006399_10203703815772785_6123218082737121133_n

Esta chica la tiene clarísima!! La Justicia argentina, de verdad, apesta!!!

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s