Carta Abierta Rosario: Las elecciones provinciales y el error del mal menor

Va el Documento completo de Carta Abierta Rosario, del que se publicó una versión reducida en Rosario/12 el día 2. Fija claramente la posición de CAR y deja en claro que votar a Frente Progresista para que no gane el PRO y su paupérrimo candidato, no es “el mal menor”, si no más de lo mismo.

 Logo Carta Abierta

Después de un proceso electoral de Internas Abiertas que dejó muchas dudas, la no convocatoria a los docentes como autoridades de mesas y su reemplazo en algunos casos por personas de factible pertenencia a un sector político, la fragilidad del sistema de boleta única para resistir la adulteración, terminando con un escrutinio con demasiados “errores”, comienza la campaña política previa a las Elecciones Definitivas donde surgirán las autoridades provinciales y municipales.

Al Gobierno Provincial  le costará mucho demostrarle a una población a la que permanentemente desde los medios masivos de comunicación se la satura de mensajes que desacreditan a los dirigentes políticos y a la política en general, que solo fueron errores injustificables de un funcionario, y no una acción premeditada. Sobre todo si acordamos en que la responsabilidad es siempre del que organiza las elecciones, y en este caso, del gobierno de la provincia, aunque pretenda victimizarse y trasladar las culpas.

El avance de Torres Del Sel, lejos el candidato más votado, independientemente de los estudios sociológicos que se puedan hacer sobre cómo vota el electorado, expresa el descontento de la población santafesina con la mala gestión del Frente Progresista, tanto en la provincia como en la ciudad de Rosario, y la presunción de que por más que declare voluntad de cambio no tiene nada nuevo que ofrecer.

Miguel Torres Del Sel, es una representación grotesca del PRO y por ende del Neoliberalismo, que pretende desandar los derechos ganados en los últimos años y la mejora en la calidad de vida de los sectores más vulnerables y de la clase media, que oculta con el maquillaje de globos y bailes las viejas recetas del menemismo modernizadas e inconfesable de cara a las mayorías cuyo voto pretenden. Menem decía: “Si yo decía lo que pensaba hacer, no me votaba nadie”.

No es cierto que lo que aflora en el relato de Torres Del Sel sean errores así como tampoco es cierto que en esta provincia la derecha tenga un personaje que no le conviene para que la represente. Es precisamente una de las formas en que el Neoliberalismo  hace política, menospreciando a “la Política” y ocultando su verdadero objetivo. Detrás de los candidatos de PRO están sus mentados equipos, bastante escamoteados al conocimiento del pueblo ya que, aunque presenten algunos jóvenes con un pasado no comprometido, esconden lo más reaccionario del peronismo santafesino y su estructura, que conocemos bien, y que tienen  un pasado que los condena y que no les conviene exponer.

Bondesío actuó más como un gerente de personal, que como un ministro de educación, y su presencia en los equipos del PRO podrían explicar  el motivo por el cual se le tolera a Del Sel que prometa palos a los alumnos que se porten mal; Mercier (de oscuro pasado procesista como ex ministro de economía del Alte. De Simone) y Nicotra, también son personajes  del reutemismo muy conocidos por los santafesinos. Ambos coherentemente siguen a su referente, Carlos Reutemann quien al fin de cuentas, dejó de llamarse peronista -cosa que nunca fue-, y se unió a la propuesta política que lo representa y que es el ideario neoliberal – conservador que en los 90 le posibilitó su ingreso a la política.

Nada de esto es nuevo, es el viejo conservadurismo agroexportador agiornado, integrado y liderado por las mismas instituciones golpistas cuyo ejemplo emblemático es la Sociedad Rural Argentina, y su vocero indiscutido el diario La Nación. 

Tampoco es nueva su intención política de ajuste, de sometimiento a los dictados del Poder Financiero Internacional, de concentración económica en pocas manos, de desmantelamiento de las políticas de inclusión, de represión a los trabajadores y de transformar a un Estado presente, que trabaja por la inclusión social y la industrialización del país, en un Estado cómplice que como en los 90 le facilite la tarea a  los poderes económicos. Como ya lo demostraron, su concepto de “Privatizar” es el de  transformar lo público y gratuito en fuente de ganancia privada. 

Por otra parte,  el Frente “Progresista” Cívico y Social,  aún gobernando durante los años en que la provincia gozó de los mayores presupuestos y la mayor coparticipación de la Nación durante la democracia, no hizo una gestión acorde al beneficio histórico recibido. Por el contrario, enfrentó al Gobierno Nacional que fue el generador de la bonanza obtenida y peor aún, decidieron alinearse con la oposición neoliberal en el recordado “Grupo Ahh…”, declararse partidario de dejar actuar a la “Mano Invisible del Mercado”, decir que en Venezuela votarían a Capriles, o en alinear a su candidato Miguel Lifschitz en la marcha del 18 F  junto a los representantes de un modelo excluyente que nada tiene que ver con su discurso “progresista”.

En Santa Fe, provincia donde otrora se sancionara nuestra Constitución Nacional y que  más tarde fuera pilar fundamental del “Granero del Mundo”, la tasa de delito cuadriplica la media nacional, y a pesar de la  insistencia del Gobierno Provincial en victimizarse y echar culpas afuera no logró convencer a los ciudadanos de que no le cabe la responsabilidad sobre el tema.

Frente al crecimiento desproporcionados del delito, el Frente Progresista, no fue  capaz de sostener una política que le permitiera obtener algún logro significativo, por el contrario, cometió “errores” difíciles de entender y menos de justificar,  como el nombramiento de un Jefe de Policía vinculado al narcotráfico, a quien el ex gobernador  Binner se encargó de defender  cuando fue descubierto por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Su gestión muestra otros flancos débiles,  en los últimos  años. También fue deficiente en   obras de infraestructura, repavimentación y demarcación de rutas, o resolución del problema energético. Tampoco  en materia educativa pudo diferenciarse mejorando lo realizado por los gobiernos anteriores sino que lo  contrario, incluso la política en Salud Pública que fuera un pilar en los primeros períodos de gobierno de la ciudad de Rosario, sufrió deterioros en sus prestaciones concretas a la población, aunque con gran puesta en escena se anunciaran nuevos Hospitales y se ejecutara mucho menos.

El Frente “Progresista”  no fue votado por el electorado porque su gestión fue deficiente, porque realizó más maquillajes que soluciones de fondo y de esta manera no llegó siquiera a conformar a la base social que lo llevó al gobierno.

En estas elecciones, aunque existan varios candidatos y partidos a los que la población pueda elegir, solo habrá dos proyectos de país  por los que los argentinos podremos optar.

La verdadera antinomia en la provincia no está entre el Frente “Progresista” y el PRO, sino entre ambos y el Frente Justicialista para la Victoria.

En Santa Fe, que quede claro, solo el Frente Justicialista para la Victoria, encabezado hoy por la fórmula Omar Perotti- Alejandro Ramos es la alternativa que representa al Proyecto Político que demostró ser capaz de enfrentarse al poder fáctico -nacional e internacional-  y de lograr avances innegables que el pueblo argentino no puede ni debe perder.

Independientemente de las excelentes gestiones de Omar Perotti en Rafaela o  en el Ministerio de la Producción de la Provincia, y de Alejandro Ramos en Granadero Baigorria y en la Secretaría de Transporte de la Nación, ambos son parte del Proyecto Nacional que enfrenta  a las posturas neoliberales,  en su empeño por favorecer a los sectores populares y al desarrollo nacional tal como ha quedado demostrado en los últimos años.

Se hace necesario recordar que en las PASO, Omar Perotti y Miguel Lifschitz consiguieron la misma cantidad de votos, sin que pueda asegurarse que los votos conseguidos por Barletta vayan mecánicamente al candidato del Frente. Eugenio Malaponte, candidato a vicegobernador del radical  Barletta, se encargó de aclararlo, por lo tanto la elección en Santa Fe, como en la Ciudad de Rosario, tienen final abierto.

 En Rosario, Roberto Sukerman y los candidatos a concejales del Frente Justicialista para la Victoria encabezados por Eduardo Toniolli, que hicieron una excelente elección,  merecen el apoyo de todos los que apoyan el Proyecto Nacional y Popular.

Hay quienes espantados por la posibilidad del triunfo  del PRO -en su peor versión-, piensan en un “voto útil”, pero la única utilidad es la de apoyar y permitir el crecimiento de aquellos candidatos que nos puedan garantizar que afianzarán y profundizarán las conquistas, y no los que suponemos pueden ser el MAL MENOR.

Nadie puede negar que la gestión del Frente “Progresista” en la provincia fue principal generadora del fenómeno Del Sel, entonces ¿cuál es el argumento racional puede llevarnos a pensar que un nuevo período cambiará el resultado y no que lo profundizará?

A Albert Einstein se le adjudica la famosa frase “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”

La explicación del voto de los electores tiene que ver con más enfoques y puntos de vista que el de la sensatez. Influyen  factores emocionales como las proyecciones, identificaciones o la necesidad de castigo, o aquellas que asesores de imagen como Duran Barba tienen en cuenta para promocionar a sus clientes en las campañas, pero Carta Abierta Rosario, no puede hacerlo desde otro lugar que no sea el que le corresponde y desde el que siempre se expresa, que es el análisis racional de los procesos sociales y políticos.

Por ello, desde Carta Abierta Rosario, identificados con el Proyecto Nacional y Popular,  liderado por la Presidenta, nos manifestamos apoyando en las próximas elecciones provinciales a los Candidatos del Frente Justicialista para la Victoria, Omar Perotti y Alejandro Ramos para la gobernación, Roberto Sukerman para la intendencia, y las listas para senadores, diputados y concejales encabezadas por Cristian Recchio, Héctor Cavallero y Eduardo Toniolli.

Carta Abierta Rosario

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s