La Construcción de la Noticia: La guerra y la mentira

 

OBJETIVIDFAD3.jpegEl lema, por decirlo de alguna manera, de este blog, es una frase del periodista polaco Ryszard Kapuscinski que dice que cuando la información pasó a ser un negocio, la verdad (o veracidad, si lo prefieren) como herramienta fundamental del periodismo, dejo de tener importancia. Pero no es solo esto es lo que está pasando en nuestro país, porque no estamos hablando solamente del negocio de a información o del tráfico de información como negocio rentable en sí mismo, uno de los más rentables desde la institucionalización de la PC como un producto al alcance de cualquiera.

En Argentina está sucediendo una lucha, una guerra, si lo quieren más grave, por el poder y por la conservación de intereses hegemónicos a los que se enfrenta el interés general del pueblo en su conjunto.

Y en la guerra puede pasar cualquier cosa, dicen los que se empecinan en ignorar las Convenciones de Ginebra que especifican lo contrario, precisamente. Aun cuando la noción de guerra, establecida en el imaginario colectivo, se relaciona con al desaparición física, por medios violentos, de un enemigo determinado.

Se puede entonces, aplicar esta noción a lo que está ocurriendo en nuestro país??

Se puede, porque si bien no andamos a los tiros, de lo que se trata (o tratan, con ahínco) es de la destrucción de quien se opone a esos intereses de los que venimos hablando. Nos acercamos de esta manera a concepto de Guerra Comunicacional que tan bien conocen en países como Venezuela o Bolivia, donde su aplicación, sobre todo en el primero, es una constante que marca la vida cotidiana de sus habitantes.

Dice Andrés Moreno: “La guerra comunicacional es, en la praxis, la planificación de campañas persuasivas, cuyos objetivos específicos respondan a la jerarquía y el orden de los objetivos generales, que se desprenden del análisis de los escenarios y de la adecuación permanente de los objetivos políticos, objetivos que varían por la dinámica constante de la opinión pública, y en sintonía con esa opinión debe  variarse el enfoque de las campañas, tanto de información como de desinformación, … Por ello, la guerra comunicacional es la expresión práctica de una doctrina propagandística cuyo objetivo no es la consecución de la verdad, sino la captación de adeptos a la causa propia, para concienciarlos y convertirlos en propaladores del mensaje, sea éste un mensaje de bien o de mal.”

Si bien Moreno  en sus postulados explica que no necesariamente cuando se entabla este tipo de batallas por la comunicación, se utiliza la mentira como arma imprescindible, en la práctica, la verdad poco interesa, porque lo que importa en realidad es conseguir los objetivos propuestos. Se trata de desarticular  ideológicamente al otro, visto como enemigo, de quebrar sus opiniones, de negarlo como sujeto político, de persuadirlo (o manipularlo) para lograr que haga, lo que no pensaba hacer.

Esta guerra comunicacional se desarrolla fundamentalmente a través de los medios de comunicación y las redes sociales, como principales instrumentos. Las  estrategias de marketing, la desinformación, la información directamente inventada y el miedo,  se asocian a estudios de opinión y estudios de grupo  que se usan para manipular, precisamente, esa opinión de la que estamos hablando.

Cabe en este punto citar a Enrique Alfonso Rico Cifuentes cuando explica en su artículo La guerra mediática y el “golpe suave” los principios de la táctica de propaganda utilizada por Joseph Goebbels durante su actuación como Ministro de Propaganda y Educación Popular (!!) del régimen  nazi:

Principio de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave… Principio de la vulgarización: Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar… Principio de la verosimilitud: Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias… Principio de la silenciación: Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen al adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines”.

Sigue diciendo Rico: Tales principios son aplicados, con frecuencia y al pie de la letra, por parte de numerosos líderes actuales de la “democracia” y la “libertad de expresión”, para quienes es propio del “mundo libre”, de la “libertad de prensa”, el manipular y engañar a la opinión pública. De esta forma, se resaltan, se maximizan y se repiten constantemente los errores, por pequeños que sean, de los adversarios de los poderes tradicionales, y se minimizan u ocultan sus aciertos o valores positivos, así éstos sean significativos. Así mismo, se utilizan y se divulgan masivamente imágenes y estadísticas falseadas de dirigentes o gobiernos que están realizando esfuerzos auténticos de construcción de una verdadera democracia popular, presentándolos como “populistas”, “dictadores”, “corruptos”, “asesinos”, “torturadores”, porque ellos, en verdad, representan peligros reales para los dueños del mundo y su política de libre saqueo del planeta Tierra.

Citar a Goebbels puede sonar a exageración, acaso un poco, si lo quieren. Pero qué si no, la aplicación lisa y llana de esto, fue la campaña contra Daniel Filmus en la CABA en la que se mentía sobre su padre, supuesto arquitecto (el hombre apenas terminó la escuela primaria) beneficiado con obras del Estado o, viniendo hasta estos días, la acusación de que el Fiscal Alberto Nisman fue asesinado por orden de la Presidenta (con marcha incluida) y la más reciente, inculpar al Jefe de Gabinete y candidato a Gobernador por la provincia de Buenos Aires como narcotraficante y autor ideológico del triple Crimen de General Rodríguez.

La mentira, como arma esencial, los medios masivos para difundirla, el ocultamiento de los verdaderos intereses que defienden, una justicia adicta y manipulable y una ideología profundamente totalitaria actúan como soportes de una oposición a la que no se le cae una idea y que si no fuera por ese apoyo, no llegarían ni a competir con posibilidades ni en las elecciones de la vecinal del barrio en el que viven (sin desmerecer esa institución popular, madre de mucho dirigentes actuales).

Creo haber dicho otras veces, que lo que consideramos como realidad, es una construcción colectiva, social e histórica, pero, esa construcción no implica a la mentira como su componente principal. Nos mienten, alevosamente, y el famoso relato del que hablan devino en cuento liso y llano, que no pueden sostener más allá de lo que dura el día posterior al programa o a la publicación que lo dio a conocer. Nos mienten, porque no tiene argumentos para sostener sus privilegios y si no fuera por la institucionalización de la mentira   a través de los medios, se quedarían sin la más mínima posibilidad de sostenerlos. Siembran odio, miedo y desprecio, los insultos son su moneda corriente, la soberbia (de la que nos suelen acusar a nosotros) su sentimiento más preciado. Y, lo peor de todo, desvalorizan la palabra, porque cualquiera dice cualquier cosa, sin ponerse colorado. Dan manotazos de ahogados, están desesperados y como todo desesperado, se convierten en bichos peligrosos.

Depende de nosotros decirles basta, es bueno recordar, para terminar, que el domingo que viene hay elecciones.

que-claridad-de-confusic3b3n

 

Fuentes:

http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/1935-la-guerra-comunicacional-es-irreversible

http://www.argenpress.info/2014/05/la-guerra-mediatica-y-el-golpe-suave.html

http://www.aporrea.org/medios/a203669.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s