La Construcción de la Noticia: Para Cavallo que lo mira por TV

Lo que está pasando en Gracia, es una película vieja y recontravista para los argentinos. Pero no está demás recordarla, ante la (re) aparición de tanto gurú “aconsejador” que quiere que volvamos a tiempos a los que no queremos volver, al menos conscientemente. Es bueno que leamos la nota de Joseph E. Stiglitz, que en una traducción muuuyy libre de mi parte, transcribo a continuación:

Ataque de Europa a la Democracia griega

untitled
NUEVA YORK – El aumento de las crecientes disputas y la actitud hostil en Europa podría parecer a los que miramos desde afuera que es el resultado inevitable de la amargo final del juego entre Grecia y sus acreedores. De hecho, los líderes europeos finalmente están comenzando a revelar la verdadera naturaleza de la disputa de la deuda en curso, y la respuesta no es agradable: es sobre el poder y la democracia mucho más que el dinero y la economía.
Por supuesto, cuando decimos economía,  se trata del programa que la “troika” (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) impuesto a Grecia  desde hace cinco años que la han sumido en un abismo, que resultó en una disminución del 25% en el PIB del país. No puedo pensar en ninguna depresión, alguna vez, que ha sido tan deliberada y tuvo consecuencias tan catastróficas: la tasa de desempleo de los jóvenes de Grecia, por ejemplo, ahora supera el 60%.

Es sorprendente que la Troika se ha negado a aceptar la responsabilidad o admitir lo malo que sus previsiones y sus modelos han sido. Pero lo que es aún más sorprendente es que los líderes de Europa ni siquiera han aprendido . La Troika se sigue exigiendo que Grecia tiene lograr un superávit presupuestario primario (excluyendo los pagos de intereses) del 3,5% del PIB en 2018.
Los economistas de todo el mundo han condenado este objetivo tan punitivo, porque se traducirá inevitablemente en una recesión más profunda. De hecho, incluso si la deuda de Grecia se reestructura más allá de lo imaginable, el país se mantendrá en una depresión profunda si los votantes no rechazan las meta de impuestas en el referéndum, que se celebrará este fin de semana.
En cuanto a la transformación de un gran déficit primario en un superávit, pocos países han logrado nada parecido a lo que los griegos han logrado en los últimos cinco años. Y, aunque el costo en términos de sufrimiento humano ha sido muy alto, las recientes propuestas del Gobierno griego fueron un largo camino hacia el cumplimiento de las demandas de sus acreedores.
Debemos ser claros: casi nada de la enorme cantidad de dinero prestada a Grecia en realidad ha ido al propio país. En realidad se ha usado para pagar a los acreedores del sector privado – incluyendo los bancos alemanes y franceses. Grecia  no ha conseguido, sino una miseria, pero pagando un precio muy alto para preservar los sistemas bancarios de estos países. El FMI y los otros acreedores “oficiales”no necesitan el dinero que se está exigiendo. En el escenario financiero de siempre, el dinero recibido , que salió de Grecia hacia los bancos europeos, es probable que vuelva de nuevo a Grecia, como un nuevo préstamo
Pero, de nuevo, no se trata de dinero. Se trata de utilizar “plazos” para obligar a Grecia a doblegarse y aceptar lo inaceptable – no sólo las medidas de austeridad, si no políticas mucho regresivas y punitivas.
Pero ¿por qué Europa hace esto? ¿Por qué los líderes de la Unión Europea resisten el referéndum  griego y se niegan  incluso a extender por un par de días la fecha límite 30 de junio para el próximo pago de Grecia al FMI? ¿No se plantea siempre en Europa que todo es democracia?
En enero, los ciudadanos de Grecia votaron por un gobierno comprometido con poner fin a la austeridad . Si el gobierno hubiera simplemente cumplido con sus promesas de campaña, ya habría rechazado la propuesta de la UE. Pero el  nuevo gobierno quería dar griegos la oportunidad de opinar sobre este tema, tan importante para el futuro bienestar de su país.
Esa preocupación por la legitimidad popular es incompatible con la política de la eurozona, que nunca fue un proyecto muy democrático que digamos. La mayoría de los gobernantes de los países miembros de la UE no buscó la aprobación de su gente al entregar su soberanía monetaria al Banco Central Europeo. Lo intentaron en Suecia pero suecos dijeron que no. Ellos entendieron que el desempleo aumentaría si la política monetaria del país se la fijaba un banco central cuya única meta es contener la inflación (y también que no habría suficiente atención a la estabilidad financiera). La economía sufriría, porque el modelo económico que subyace en la zona euro se basa en relaciones de poder que  desfavorecen a los trabajadores.
Y, por supuesto, lo que estamos viendo ahora, 16 años después que la eurozona institucionalizó esas relaciones, es la antítesis de la democracia: Muchos líderes europeos quieren ver el fin del gobierno de izquierda del primer ministro Alexis Tsipras. Después de todo, es muy incómodo tener en Grecia un gobierno que se opone con fuerza a los tipos de políticas que han hecho tanto para aumentar la desigualdad en muchos países avanzados, y que está tan comprometido a frenar el poder desenfrenado de la riqueza. Ellos parecen creer que con el tiempo pueden hacer caer al gobierno griego por la intimidación y logrando que acepte un acuerdo que contravenga su mandato.
Es difícil aconsejar a los griegos cómo votar el 5 de julio. Ninguna alternativa – la aprobación o rechazo de los términos de la troika – va a ser fácil, y ambas llevan enormes riesgos. Un voto por el Sí significaría la depresión casi sin fin. Tal vez un país empobrecido – que ha vendido la totalidad de sus activos, y cuyos brillantes jóvenes han emigrado – podría finalmente conseguir el perdón de la deuda; tal vez, si logra achicarse a una economía de ingresos medios, Grecia podría finalmente ser capaz de obtener la ayuda del Banco Mundial. Todo esto podría suceder en los próximos diez años, o tal vez en la década siguiente.
Por el contrario, un voto por el No, sería al menos abrir la posibilidad de que Grecia, con su fuerte tradición democrática, pueda tomar su destino en sus propias manos. Los griegos podrán ganar la oportunidad de dar forma a un futuro que, aunque tal vez no sea tan próspero como el pasado, es mucho más esperanzador que la tortura desmesurado del presente.
Yo sé cómo votaría. (I know how I would vote.)

Fuente:Joseph E. Stiglitz  http://www.project-syndicate.org/
squareJoseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía y profesor de la Universidad de Columbia, fue presidente del Consejo de Asesores Económicos del presidente Bill Clinton y se desempeñó como Vicepresidente Senior y Economista Jefe del Banco Mundial. Su libro más reciente, en coautoría con Bruce Greenwald, es “La creación de una sociedad del conocimiento: un nuevo enfoque para el crecimiento, desarrollo y progreso social”

Anuncios

La Construcción de la Noticia: Ponele!!

5580b04dee858

Empezar una nota con una verdad de Perogrullo, no es muy periodístico que digamos, pero es así la cosa nomas: La agenda política de este país la marca Cristina Fernández de Kirchner, y la seguirá marcando, mal que le pese a más de uno. Y si no les gusta, a llorar a la puerta de la iglesia.

Bueno, dicho esto, vamos a empezar a hablar sobre lo que de verdad importa, los procesos, los proyectos, los modelos, o como quieran que se llamen, que se enfrentan en estas elecciones de agosto y octubre del año en curso. Porque es eso, y no otra cosa lo que está en juego. Como dijo alguien “es la política, estúpido” o para ser más claros, es el Poder con mayúsculas, lo que está en disputa. Y si no entendemos eso, no entendimos nada.

Deberíamos empezar a tener en cuenta que cuando hablamos de un proyecto social y político, como el que desde hace 12 años se da en nuestro país, no estamos hablando de procesos lineales que avanzan hacia el infinito sin desviarse ni retroceder jamás.

La primera disquisición a considerar es que éste, el nuestro, no es un proceso revolucionario, si no una profunda reforma que trata de cambiar las bases culturales impuestas después de la Revolución Libertadora  o Fusiladora, como prefieran,(con el breve corte del 73 al..74, digamos) y que en estos 12 años todo lo que se ha hecho, ocurrió en ese sentido. La segunda cuestión a discutir, si así se quiere, es que como todo proceso social y político, (revolucionario o no), esa no linealidad de la que hablábamos, hace que se den retrocesos, desviaciones y avances propios de  los distintos contextos en los que se va desarrollando. Y eso es lo que algunos se niegan a reconocer,  en este presente. Acaso por aquello que dijo el Comandante y que a muchos nos ilumina por su significado esperanzador: “Pa tras, ni pa coger impulso”, porque el atrás significa una vuelta al pasado que asusta y que nadie quiere.

El tercer asunto a tener en cuenta, es la incidencia de los medios de comunicación en las decisiones  que enmarcan a estos procesos de los que estamos hablando. Escuché o leí, ya no me acuerdo, que si los medios  (y las redes sociales, agrego yo) pudieran imponer a un presidente, ya lo tendríamos a Tinelli en la Casa Rosada, qué duda cabe!! Pero no pueden, tratan, pero no pueden. Fíjense si no al Dr Castro Hubris que en cualquier momento pide la rere de Cristina, de tan desesperado que está.

Lo que sí pueden, es construir opinión, y eso es lo que han logrado, a fuerza de frenar una Ley de Medios que los pondría en su lugar. Porque, como se dijo al principio, la agenda, en la mayoría de los casos, la impone la Presidenta y su permanente iniciativa, pese a que ya la declararon en decadencia, no sé cuántas veces. Pero, siempre hay un pero, a pesar de que no pueden, aunque quisieran y a veces lo logran, imponer ellos la agenda, lo que  sí pudieron hacer, es instalar la sensación del “no hagamos ola” que es, en política, la madre de todos los miedos. Para qué seguir profundizando, o qué seguir profundizando, si así estamos bien. Gracias a la “yegua”, algunos lo reconocen, pudimos tener casa, autito nuevo o usado, vamos de vacaciones, nuestros hijos van a la escuela sin mayores problemas, y hasta en algunos casos, se puede tener algún ahorrito para una vejez que antes se imaginaba un páramo y ahora hay hasta tarjeta de crédito, con jubilación que aumenta dos veces al año. Qué más se puede pedir?? Qué tanto joden con avanzar más, quién quiere otra cosa que no sea una vida tranquila y sin problemas?’ Por qué no devaluamos y compramos dólares, si podemos hacerlo?? Por qué no le pagamos a los buitres y nos dejamos de joder?? Por qué tenemos que andar con los chinos y los rusos o mezclados con gente como venezolanos o bolivianos, si siempre fuimos aliados de los yanquis y no fue tan terrible??? Por qué no votar a Mauricio que quiere “cambios” pero sin gritos ni peleas?? Por qué no votarlo a Sergito, tan  bueno que nos quiere cuidar de los chorros que nos acosan??

Podemos seguir planteando estos interrogantes hasta el infinito, porque eso es lo que quieren que pensemos, no solo acá, si no también en el resto de los países del continente en donde se dan procesos como el nuestro. Veamos si no las marchas que se están dando en Ecuador en estos momentos porque el Presidente Correa pretendió gravar con un impuestos las rentas por herencia. Y ahí vemos, a miles de ecuatorianos, que nunca heredarán nada en su vida, salir a marchar con grandes terratenientes que lucran con sus fastuosas heredades. Tal como pasó acá, con el “campo”, se acuerdan??

Y estamos llegando, por fin, al meollo de la cuestión, a lo que se dijo como al pasar, unas lineas más arriba. Porque estamos hablando de  Poder y no de otra cosa  que eso. Poder, que al decir de Foucault, construye verdad, porque tiene la capacidad de imponer su verdad, como la verdad del otro ( como nuestra verdad, o sea). Ya lo dije alguna vez, pero vale la pena recordarlo, que  lo peor  que hicieron Nestor y sobre todo Cristina, fue enfrentar a los poderes instituidos en nuestro país, decirle a  Magnetto (como símbolo) y sus socios: “hasta acá llegaron”, ya no son más en función del otro que dominan, porque ese otro es un sujeto de derecho. Y esa relación de sumisión se planteó, después de  eso, en relación de lucha y apareció la famosa grieta, esa, de la que se quejan amargamente los “defensores de la República perdida”.

Entender esto es fundamental para, a su vez, entender la decisión de la Presidenta de elegir a Daniel Scioli y a Carlos Zannini cómo la fórmula destinada a la continuidad de este Proyecto que se iniciara en el año 2003. Y todo, a pasar de que seguro, sabía de las airadas voces que de un lado y de otro se iban a escuchar por esta decisión. Porque Scioli es un sapo duro de tragar para los que se consideran kirchneristas de pura cepa y también para los que saben (sabemos) que si bien es la derecha, es nuestra derecha y no la restauración neoliberal que proponen Macri y su runfla marketinera.

Y Zannini?? Zannini es el premio consuelo dirán algunos, puede ser, el tiempo lo dirá.

Pero en el contexto instaurado ( de lucha, qué duda cabe) se hace, no lo que se puede, como imaginan los pesimistas, si no lo estratégica y tácticamente correcto. Hay que ganar las elecciones, a ver si nos caemos del árbol de una buena vez!! Qué esperaban, unas PASO donde los principales candidatos del FPV aparecieran derrotados ante Macri?? O lo que es peor, como dijo Hernán Brienza, que la que apareciera derrotada fuera la propia Cristina?? Si no podemos ver lo que esto significaría, no entendimos nada.

Sería bueno, para terminar, ponernos serios y recordar nuevamente a Foucault cuando define al neoliberalismo como una práctica que además de imponer ideología, construye una realidad determinada, lo que lo constituye en doblemente peligroso. A eso nos quieren hacer volver, los grupos hegemónicos que pretenden seguir dominando nuestro país . No comprender la situación  histórico-política que estamos viviendo y quedarnos en meras cuestiones personales, es regalarle todo lo realizado hasta el momento, a la restauración neoliberal.

O como diría la “Silvita talibana” que soy, y a mucha honra: Si no te gusta y vas a votar en blanco, andá y hacele una estatua a “San Randazzo” y ponete a rezar, porque se te viene la noche. Ponele!!

Carta Abierta Rosario: Las elecciones provinciales y el error del mal menor

Va el Documento completo de Carta Abierta Rosario, del que se publicó una versión reducida en Rosario/12 el día 2. Fija claramente la posición de CAR y deja en claro que votar a Frente Progresista para que no gane el PRO y su paupérrimo candidato, no es “el mal menor”, si no más de lo mismo.

 Logo Carta Abierta

Después de un proceso electoral de Internas Abiertas que dejó muchas dudas, la no convocatoria a los docentes como autoridades de mesas y su reemplazo en algunos casos por personas de factible pertenencia a un sector político, la fragilidad del sistema de boleta única para resistir la adulteración, terminando con un escrutinio con demasiados “errores”, comienza la campaña política previa a las Elecciones Definitivas donde surgirán las autoridades provinciales y municipales.

Al Gobierno Provincial  le costará mucho demostrarle a una población a la que permanentemente desde los medios masivos de comunicación se la satura de mensajes que desacreditan a los dirigentes políticos y a la política en general, que solo fueron errores injustificables de un funcionario, y no una acción premeditada. Sobre todo si acordamos en que la responsabilidad es siempre del que organiza las elecciones, y en este caso, del gobierno de la provincia, aunque pretenda victimizarse y trasladar las culpas.

El avance de Torres Del Sel, lejos el candidato más votado, independientemente de los estudios sociológicos que se puedan hacer sobre cómo vota el electorado, expresa el descontento de la población santafesina con la mala gestión del Frente Progresista, tanto en la provincia como en la ciudad de Rosario, y la presunción de que por más que declare voluntad de cambio no tiene nada nuevo que ofrecer.

Miguel Torres Del Sel, es una representación grotesca del PRO y por ende del Neoliberalismo, que pretende desandar los derechos ganados en los últimos años y la mejora en la calidad de vida de los sectores más vulnerables y de la clase media, que oculta con el maquillaje de globos y bailes las viejas recetas del menemismo modernizadas e inconfesable de cara a las mayorías cuyo voto pretenden. Menem decía: “Si yo decía lo que pensaba hacer, no me votaba nadie”.

No es cierto que lo que aflora en el relato de Torres Del Sel sean errores así como tampoco es cierto que en esta provincia la derecha tenga un personaje que no le conviene para que la represente. Es precisamente una de las formas en que el Neoliberalismo  hace política, menospreciando a “la Política” y ocultando su verdadero objetivo. Detrás de los candidatos de PRO están sus mentados equipos, bastante escamoteados al conocimiento del pueblo ya que, aunque presenten algunos jóvenes con un pasado no comprometido, esconden lo más reaccionario del peronismo santafesino y su estructura, que conocemos bien, y que tienen  un pasado que los condena y que no les conviene exponer.

Bondesío actuó más como un gerente de personal, que como un ministro de educación, y su presencia en los equipos del PRO podrían explicar  el motivo por el cual se le tolera a Del Sel que prometa palos a los alumnos que se porten mal; Mercier (de oscuro pasado procesista como ex ministro de economía del Alte. De Simone) y Nicotra, también son personajes  del reutemismo muy conocidos por los santafesinos. Ambos coherentemente siguen a su referente, Carlos Reutemann quien al fin de cuentas, dejó de llamarse peronista -cosa que nunca fue-, y se unió a la propuesta política que lo representa y que es el ideario neoliberal – conservador que en los 90 le posibilitó su ingreso a la política.

Nada de esto es nuevo, es el viejo conservadurismo agroexportador agiornado, integrado y liderado por las mismas instituciones golpistas cuyo ejemplo emblemático es la Sociedad Rural Argentina, y su vocero indiscutido el diario La Nación. 

Tampoco es nueva su intención política de ajuste, de sometimiento a los dictados del Poder Financiero Internacional, de concentración económica en pocas manos, de desmantelamiento de las políticas de inclusión, de represión a los trabajadores y de transformar a un Estado presente, que trabaja por la inclusión social y la industrialización del país, en un Estado cómplice que como en los 90 le facilite la tarea a  los poderes económicos. Como ya lo demostraron, su concepto de “Privatizar” es el de  transformar lo público y gratuito en fuente de ganancia privada. 

Por otra parte,  el Frente “Progresista” Cívico y Social,  aún gobernando durante los años en que la provincia gozó de los mayores presupuestos y la mayor coparticipación de la Nación durante la democracia, no hizo una gestión acorde al beneficio histórico recibido. Por el contrario, enfrentó al Gobierno Nacional que fue el generador de la bonanza obtenida y peor aún, decidieron alinearse con la oposición neoliberal en el recordado “Grupo Ahh…”, declararse partidario de dejar actuar a la “Mano Invisible del Mercado”, decir que en Venezuela votarían a Capriles, o en alinear a su candidato Miguel Lifschitz en la marcha del 18 F  junto a los representantes de un modelo excluyente que nada tiene que ver con su discurso “progresista”.

En Santa Fe, provincia donde otrora se sancionara nuestra Constitución Nacional y que  más tarde fuera pilar fundamental del “Granero del Mundo”, la tasa de delito cuadriplica la media nacional, y a pesar de la  insistencia del Gobierno Provincial en victimizarse y echar culpas afuera no logró convencer a los ciudadanos de que no le cabe la responsabilidad sobre el tema.

Frente al crecimiento desproporcionados del delito, el Frente Progresista, no fue  capaz de sostener una política que le permitiera obtener algún logro significativo, por el contrario, cometió “errores” difíciles de entender y menos de justificar,  como el nombramiento de un Jefe de Policía vinculado al narcotráfico, a quien el ex gobernador  Binner se encargó de defender  cuando fue descubierto por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Su gestión muestra otros flancos débiles,  en los últimos  años. También fue deficiente en   obras de infraestructura, repavimentación y demarcación de rutas, o resolución del problema energético. Tampoco  en materia educativa pudo diferenciarse mejorando lo realizado por los gobiernos anteriores sino que lo  contrario, incluso la política en Salud Pública que fuera un pilar en los primeros períodos de gobierno de la ciudad de Rosario, sufrió deterioros en sus prestaciones concretas a la población, aunque con gran puesta en escena se anunciaran nuevos Hospitales y se ejecutara mucho menos.

El Frente “Progresista”  no fue votado por el electorado porque su gestión fue deficiente, porque realizó más maquillajes que soluciones de fondo y de esta manera no llegó siquiera a conformar a la base social que lo llevó al gobierno.

En estas elecciones, aunque existan varios candidatos y partidos a los que la población pueda elegir, solo habrá dos proyectos de país  por los que los argentinos podremos optar.

La verdadera antinomia en la provincia no está entre el Frente “Progresista” y el PRO, sino entre ambos y el Frente Justicialista para la Victoria.

En Santa Fe, que quede claro, solo el Frente Justicialista para la Victoria, encabezado hoy por la fórmula Omar Perotti- Alejandro Ramos es la alternativa que representa al Proyecto Político que demostró ser capaz de enfrentarse al poder fáctico -nacional e internacional-  y de lograr avances innegables que el pueblo argentino no puede ni debe perder.

Independientemente de las excelentes gestiones de Omar Perotti en Rafaela o  en el Ministerio de la Producción de la Provincia, y de Alejandro Ramos en Granadero Baigorria y en la Secretaría de Transporte de la Nación, ambos son parte del Proyecto Nacional que enfrenta  a las posturas neoliberales,  en su empeño por favorecer a los sectores populares y al desarrollo nacional tal como ha quedado demostrado en los últimos años.

Se hace necesario recordar que en las PASO, Omar Perotti y Miguel Lifschitz consiguieron la misma cantidad de votos, sin que pueda asegurarse que los votos conseguidos por Barletta vayan mecánicamente al candidato del Frente. Eugenio Malaponte, candidato a vicegobernador del radical  Barletta, se encargó de aclararlo, por lo tanto la elección en Santa Fe, como en la Ciudad de Rosario, tienen final abierto.

 En Rosario, Roberto Sukerman y los candidatos a concejales del Frente Justicialista para la Victoria encabezados por Eduardo Toniolli, que hicieron una excelente elección,  merecen el apoyo de todos los que apoyan el Proyecto Nacional y Popular.

Hay quienes espantados por la posibilidad del triunfo  del PRO -en su peor versión-, piensan en un “voto útil”, pero la única utilidad es la de apoyar y permitir el crecimiento de aquellos candidatos que nos puedan garantizar que afianzarán y profundizarán las conquistas, y no los que suponemos pueden ser el MAL MENOR.

Nadie puede negar que la gestión del Frente “Progresista” en la provincia fue principal generadora del fenómeno Del Sel, entonces ¿cuál es el argumento racional puede llevarnos a pensar que un nuevo período cambiará el resultado y no que lo profundizará?

A Albert Einstein se le adjudica la famosa frase “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”

La explicación del voto de los electores tiene que ver con más enfoques y puntos de vista que el de la sensatez. Influyen  factores emocionales como las proyecciones, identificaciones o la necesidad de castigo, o aquellas que asesores de imagen como Duran Barba tienen en cuenta para promocionar a sus clientes en las campañas, pero Carta Abierta Rosario, no puede hacerlo desde otro lugar que no sea el que le corresponde y desde el que siempre se expresa, que es el análisis racional de los procesos sociales y políticos.

Por ello, desde Carta Abierta Rosario, identificados con el Proyecto Nacional y Popular,  liderado por la Presidenta, nos manifestamos apoyando en las próximas elecciones provinciales a los Candidatos del Frente Justicialista para la Victoria, Omar Perotti y Alejandro Ramos para la gobernación, Roberto Sukerman para la intendencia, y las listas para senadores, diputados y concejales encabezadas por Cristian Recchio, Héctor Cavallero y Eduardo Toniolli.

Carta Abierta Rosario

 

#NiUnaMenos

Mucha, pero mucha gente en Rosario, la mayoría jóvenes. Con tranquilad, con respeto, con música y bailes: Gente convocada por agrupaciones políticas y sociales, con sus carteles, gente por su cuenta. Hombres (pocos) jóvenes y no tanto, madres con sus hijos, grupos de amigas. Mujeres de los barrios, mujeres del centro, artistas, profesionales, estudiantes. Todas con sus carteles, todas sintiéndose parte de algo.

Las únicas que desentonaron fueron las troskas, con carteles agrediendo a la Presidenta (parce que eso no es violencia de género y parece que misóginos como Del Sel y Macri no merecieron ningún insulto) y un grupo de la derecha recalcitrante con carteles amarillos (casualidad) que cambiaron el #NiUnaMenos por “Ni un aborto menos”, por supuesto se insultaron. Tan cerca unas de otras. Tan sin entender que una Ley no se logra con ataques histéricos, ni que si se pide la legalizción del aborto, no significa, necesariamente, estar a favor del aborto. Las únicas que desentonaron…

La marcha transcurrió en paz, un ejemplo de democracia y dignidad, ojalá sirva para que la Justicia y demás instituciones que tienen que ver con el tema. Hagan lo que tienen que hacer, impedir tanta muerte sin sentido, tanta muerte porque se me da la gana.

DSC02947DSC02955DSC02957DSC02961DSC02967DSC02953DSC02964

DSC02968DSC02962

La Construcción de la Noticia: La Lista de Magnetto

Intentan, ahora, reflotar la opereta de Nisman, no les queda otra, o  de hacerse los tontos con el socio corrupto (descubierto) del Grupo. La Nación, dice que la mugre de la FIFA es culpa del Gobierno y van a seguir a sí hasta el cansancio.

Acá va, la Lista de Magnetto, fragmento de una nota que publicó hoy Página/12, escrita por Eduardo Aliverti. Exaustiva, y rigurosa, pero seguramente incompleta, como toda enumeración, sobre todo, porque siempre se les ocurre algo nuevo. es que la oposición, no existiría de no ser por la frondosa imaginación del “periodismo independiente”.

15-de-enero-

20150420Ya probaron con el ataque a la Justicia, con el denuncismo de las corruptelas oficiales, con las cuentas en el exterior inexistentes, con Nisman, con los falsos honorarios estratosféricos de Kicillof, con la soberbia presidencial, con el avance del narcotráfico, con la suba de precios generada por la Virgen María, con el sinsentido del Fútbol para Todos, con el dólar blue a punto de estallar, con el machaque de la inseguridad, con Boudou, con la venezolanización, con el Indek, con el aislamiento del mundo, con el avasallamiento del periodismo independiente, con Milani, con la devaluación, con los micros y los choripanes, con Lázaro Báez, con la orgía de subsidios estatales, con que nuestros impuestos financian 6, 7, 8, con que las negras se embarazan para cobrar la AUH, con el pasado del matrimonio, con el patrimonio de los ministros, con el cuco de La Cámpora, con que sólo se trató de que los chinos necesitan soja, con la bipolaridad de Cristina, con la hipocresía del relato, con la vuelta a los caciques del PJ, con la gente de campo saqueada por las retenciones, con que se viaja mucho porque no se puede ahorrar en dólares, con Máximo tonto y Máximo maquiavelesco, con que sólo nos prestan a tasas astronómicas, con el uso pornográfico de la cadena nacional, con la intromisión en las paritarias libres, con los garantistas que dan rienda suelta a los delincuentes, con la cooptación de Madres y Abuelas, con las pruebas PISA, con el síndrome de Hubris, con el uso de la plata de los jubilados, con que el cepo se termina el 11 de diciembre, con los potenciales, con los buitres, con las fronteras que son un colador, con el festival de planes para no trabajar, con las escalas sospechosas en Seychelles y Granada, con los acuerdos con un mafioso ruso, con el ejemplo institucional que dan los chilenos, con la armonía ejemplar de los uruguayos, con el pragmatismo de los brasileños, con el peligro de los iraníes, con el déficit energético, con los artistas comprados, con la demagogia de Tecnópolis, con la elefantiasis del Centro Cultural Kirchner, con que Kirchner no estaba en el cajón, con los documentos del establishment, con lo linda que está Buenos Aires, con que el Papa se dio vuelta, con Massa, con que Verbitsky fue cómplice de la dictadura, con los muertos que figuran en los padrones, con las mansiones de los nac&pop, con Unen, con las crisis de las economías regionales, con Lorenzetti, con los encuestadores, con Fariña, con el mínimo no imponible, con Moyano y Barrionuevo, con los pronunciamientos del Episcopado. Con tanto sobre Grondona y tanto menos acerca de Burzaco, el socio de Clarín.

Fuente: Página/12 – Eduardo Aliverti

descarga

Tapa-Diario-Clarín-23-10-12-Medium

-title

La Construcción de la Noticia: De qué historia y de qué objetividad hablas…

descargaHace desde las extraordinarias jornadas que se dieron con los festejos de la Semana de Mayo, donde millones de personas salieron a la calle a compartir una verdadera fiesta de la patria, que vengo escuchando el supuesto olvido de la Presidenta en su discurso de los acontecimientos ocurridos en 1810, precisamente. Como no pueden criticar nada de lo ocurrido, lo único que se les ocurre es decir tamaña pavada, o lo que es peor que no nos merecemos un Centro Cultural de las dimensiones del inaugurado en el maravilloso edificio que fuera la sede del Correo Argentino.

Creo que si en algo conocen (conocemos) a la Presidenta, saben que no fue un “olvido”, si no que Cristina habló de lo que quería hablar, precisamente y saben también, que ese Centro Cultural es una de las mayores derrotas de la cultura hegemónica.

Para entender esto del “olvido histórico” y otras cuestiones recomiendo leer la nota de  Luis Bruschtein en Página/12 de la que aquí transcribo tres párrafos sustanciales:

La historia y la política no son lo mismo pero están irremediablemente entrelazadas. Como en todos los órdenes relacionados con la política, cuando se habla de despolitizarlos, lo que se está diciendo en realidad es que hay que respetar la política que se impuso sobre las demás. Es la exigencia que se formula desde un lugar de poder para que se respete a aquella mirada política de la historia que, como es hegemónica, puja para que se la asuma como natural, originada en alguna esencia del universo que en realidad es nada más que el sentido común impuesto por esa hegemonía desde ese poder.

Por eso, y a pesar de eso, separar en forma tajante la historia de la política es imposible. No fue casualidad que la protesta más airada por la supuesta apropiación de las fiestas de mayo por el kirchnerismo proviniera del diario La Nación fundado por Bartolomé Mitre.200px-Historia_de_Belgrano

Como cuando propugna la “objetividad periodística”, cuando reclama por la apropiación de la historia, el diario La Nación abjura de su origen, de los motivos para los que fue fundado por ese hábil político conservador. Es casi una broma de la historia que La Nación sea portavoz de ese reclamo porque si hubo alguien que quiso apropiarse de la historia y lo hizo fue Bartolomé Mitre. Con mucha sagacidad y con un entendimiento profundo de los decursos recónditos del poder, Mitre emprendió la monumental tarea de escribir la primera versión más o menos científica de la historia argentina y fundó un medio de comunicación como La Nación. La historia mitrista, con sus buenos y sus malos ideológicamente concebidos, logró instalarse como historia oficial y todavía hoy muchos la asumen así. El impulso de fundación de La Nación fue tan poderoso que se proyectó hasta el presente, cuando se mantiene como la voz principal del conservadurismo. Mitre, que fundó además un linaje aristocrático al modus argentino (su familia era de origen griego de apellido Mitropoulos), era un intelectual y un político de raza con gran sentido del poder, lo que le permitió influir en toda la segunda mitad del siglo XIX atravesando confrontaciones, guerras y luchas intestinas. Su historia argentina y su diario fueron concebidos como armas de la disputa de un hombre siempre a la ofensiva, dispuesto a todo para instalar su ideario conservador porteño.

La versión de la historia de La Nación

La versión de la historia de La Nación

Fuente: Página/12